Lugares de interés

Pirámides en Egipto
Desierto de Marruecos
Isla de Chipre
Arquitectura en Dubái

Diez destinos para tomar el sol en invierno

El invierno es una época maravillosa para viajar, no dejes que el invierno te desanime e impide quedarte congelado en casa. Siempre hay un lugar en el mundo donde evitar el frío de estos días de invierno. Tomar el sol en invierno es siempre una buena idea, ¿por qué no viajar cuando el frío más aprieta a un lugar donde podamos encontrar una semana o 15 días de sol para poder obtener un autentico y natural bronceado de invierno. Visita uno de estos excelentes destinos que te proponemos para hacer más cálido y corto tu invierno.

  • Egipto: Egipto es ante todo misterio e Historia. En cada ciudad, en cada calle, en cada piedra de sus monumentos y pirámides. Un país donde se mezcla el sabor de las tradiciones, el olor de una cultura milenaria, el recuerdo de un gran imperio al que el padre Nilo dio vida. La cultura egipcia es una de las más antiguas de todo el mundo y por tanto resulta una de las más ricas en todo aspecto. Además de los inconmensurables monumentos históricos y riquezas de estas tierras vamos a tener sol y mucho calor a todas horas.
  • Tenerife: Tenerife es probablemente una de las últimas islas paraíso Europeas. Un continente en miniatura con lujosos bosques, flora y fauna exótica, desiertos, montañas, volcanes, nieve, increíblemente preciosas costas y playas espectaculares. La abrupta orografía isleña y su variedad de climas dan como resultado un territorio de múltiples paisajes y formas, desde el Parque Nacional del Teide hasta los Acantilados de Los Gigantes, pasando por zonas semidesérticas, valles con cultivos tropicales y subtropicales, boscosos parajes en los macizos de Anaga y Teno y extensos bosques de pinos.
  • Marruecos: Para pasar unas vacaciones de ensueño tienes que viajar a Marruecos, un destino original que ofrece autenticidad, sol, hospitalidad, relax, cultura, aventura y mucho más por descubrir.
  • Turquía: Bella, fascinante, variada…. He aquí la península Anatolia, también llamada Asia Menor y hoy conocida como Turquía. Su privilegiada posición la convierte en puente entre Oriente y Occidente, y la ha hecho cuna de una docena de civilizaciones a lo largo de sus 5.000 años de historia. Tierra en que lo antiguo y lo moderno conviven, en el que paisajes llenos de dramatismo se unen a grandes playas sin multitudes junto a un mar no contaminado, país que alberga impresionantes ruinas de civilizaciones clásicas, posee una excelente cocina y la genuina amabilidad de su pueblo.
  • Túnez: Un destino con opciones múltiples para disfrutar de una estancia inolvidable, un lugar de ensueño con maravillosas playas y donde los hoteles construidos en armonía con el medio ambiente, ofrecen todo tipo de actividades náuticas, y están preparados para recibir familias. Túnez es también desierto con infinitas dunas de arena, unos oasis de cientos de miles de palmeras, y un murmullo de agua que surge de mil y un manantiales. Un impresionante decorado de montañas ocre amarillo, equipado con una infraestructura hotelera de alta calidad, para acoger a los visitantes ávidos de exotismo.
  • Tailandia: No hay ningún país del sureste asiático que albergue tanta cantidad de testimonios históricos como Tailandia, de manera que éste es el lugar idóneo para las personas interesadas en ruinas, templos y ciudades desiertas. También para los viajeros que buscan sol y mucho calor tienes las maravillosas islas y playas tailandesas que son un auténtico paraíso terrenal, junto a las maravillas urbanas, la enorme metrópoli de Bangkok, con su energía y sus tesoros culturales, a pesar de su imponente tamaño y del caos reinante, suele seducir de tal manera a los visitantes que no resulta fácil olvidar.
  • Chipre: En Chipre se puede observar de cerca una de las más antiguas civilizaciones del mundo, que hunde sus raíces en 10.000 años de historia. La isla es un gran museo al aire libre donde se pueden admirar numerosos testimonios del dinámico pasado que ha hecho de Chipre un mosaico de periodos y civilizaciones. Y si buscas en Chipre sol y playas, las hay cristalinas, de aguas de color turquesa o ensenadas rocosas con aguas profundas ideales para el buceo y las inmersiones. Con largos tramos de costa de innumerables calitas escondidas por todo el litoral, las tranquilas aguas de la península occidental o los vivaces centros turísticos de la parte oriental, la isla es capaz de colmar las necesidades de todos.
  • Madeira: La isla de Madeira es uno de los destinos turísticos más tradicionales en Europa donde miles de turistas vuelven año tras año. Madeira no sólo ofrece un clima agradable durante todo el año y una flora y fauna maravillosa, sino que también en Madeira los índices de criminalidad son prácticamente inexistentes y se encuentra entre los destinos turísticos más seguros del mundo.
  • Dubái: Buscamos constantemente un destino distinto para nuestras vacaciones, buscamos viajar a un lugar que nos emocione, que nos aporte y que nos enseñe otras culturas y otras vidas. Quizá por eso, viajar lejos y a otra cultura muy diferente, hará que el viaje se espere distinto y variado. Dubái es famosa por sus atracciones turísticas y su zona de rascacielos, Dubái se ha convertido en el destino de moda para muchos europeos.
  • Malta: Malta es un país pequeño, que conserva un sabor mediterráneo tradicional y una extraña lengua propia, pero al que su sensacional clima y ubicación ha convertido en las últimas décadas en un pequeño paraíso turístico de costa, ocio y deportes náuticos.