Lugares de interés

Malé, capital de Maldivas
Isla de Malé
Avenida Boduthakurufaanu Magu
Mezquita de Hukuru

Malé

Malé es la capital de la República de las Maldivas. Malé no puede considerarse un lugar espectacular, es pequeña, singular y altamente poblada, pero aún así, Malé tiene su encanto, la ciudad es limpia y ordenada, posee mezquitas, mercados, cientos de pequeñas y estrechas calles y mucho, mucho, encanto.
La ciudad de Malé está localizada en la isla del mismo nombre, en el en el atolón Kaafu.
Malé es la capital de las Maldivas, es la sede del gobierno y el centro de negocios, comercial, empresarial, sanitario y educativo. Tiene una población de más de 100.000 personas en menos de 2 kms², una base de hidroaviones y un pequeño puerto de barcos. El Aeropuerto Internacional de Malé está en la cercana isla de Hulhule.
La isla de Malé se encuentra completamente urbanizada, la ciudad se ha quedado con todo el terreno posible de la isla. Teniendo en cuenta el tamaño de la isla, es sencillo recorrerla de una esquina a otra y no tardarás más de 2 horas en cruzarla. A pesar de lo pequeña que es, la ciudad cuenta con edificios altos y modernos. Es una ciudad en el centro del paraíso, su ritmo de vida es lento, tranquilo, aunque no está exenta de pequeños hurtos o robos sin violencia, pero en general el país es muy seguro.
La ciudad se divide en cuatro áreas; Henveiru, Galolhu, Maafannu y Machangolhi, más otras 3 zonas de la ciudad que se encuentran fuera de la isla de Malé, Vilimalé en la isla de Villingili, Hulhumalé en la isla artificial del mismo nombre y Hulhule en la isla donde se encuentra el aeropuerto de Malé y el sitio donde vas a aterrizar en tu vuelo a Maldivas.
Esta diminuta urbe es limpia y ordenada, con mezquitas, mercados, museos y muchos edificios. Entre los atractivos de la ciudad figura el Museo Nacional, el Parque del Sultán, así como la majestuosa gran Mezquita del Viernes. Más de 20 mezquitas aparecen esparcidas por la ciudad, la más antigua, la Hukuru Miski, es célebre por sus enredadas piedras esculpidas y su gran cúpula dorada que se divisa desde cualquier punto de la isla, aunque los turistas no pueden entrar, se puede ver el exterior y subir unas escaleras de mármol para ver las inscripciones en la puerta principal. Otros sitios interesantes de la ciudad son: el Bazar Singapur, la Avenida Boduthakurufaanu Magu en la zona norte de la ciudad, el mercado de productos locales, y el mercado de pescado.
En Malé encuentras alojamiento barato y restaurantes económicos, su vida nocturna se limita a salones de té, a unos pocos restaurantes de estilo occidental y a un par de cines que exhiben películas épicas indias y films taquilleros de Hollywood.